Bola Va!

Bola Va!” Nos sumerge en un mundo mágico. Un buscador de curiosidades será maravillado por una pelota traviesa; esta le guiará por un camino lleno de llaves y de candados en el que cada puerta que se abre nos hará saltar de emoción, hasta que por fin descubramos cuál era el secreto que tan celosamente guardaba nuestra entrañable pelota.